Natalia, obligada a elegir entre sus padres

Por Fundación Filia|9 enero, 2019|Noticias, Prensa|0 comentarios

Natalia es una de las doce víctimas de divorcios muy problemáticos, que comparten sus experiencias para apoyar a otros afectados, en el libro YO NO PUEDO SER DOS. Los padres se divorcian, los hijos no.

“Llegó un punto en el que le cogí un asco increíble a mi madre. Me creía todo lo que mi padre y su familia me contaban sobre ella y se lo echaba en cara. La machacaba”. Natalia relata su estremecedora historia con una serenidad admirable. A sus 18 años transmite una madurez impropia de su edad, adquirida a marchas forzadas por una infancia y una adolescencia marcadas por la conflictiva separación de sus progenitores y después de dar un cambio radical a su vida tras tocar fondo.

Su testimonio y el de Ana María, una madre que, tras haberse divorciado, lleva más de cuatro años sin tener una relación normal con su segunda hija, en el diario 20 minutos.

Ver noticia completa.

 

Compartir este Post:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*